Programas residenciales de protección de menores

Un Centro Residencial de Protección de Menores se puede definir como el establecimiento para la guarda y educación de menores sobre los que se haya adoptado alguna de las medidas de protección previstas en el artículo 172 del Código Civil. Estos centros deben asumir la responsabilidad sobre el desarrollo integral del menor, garantizándole la adecuada satisfacción de sus necesidades biológicas, afectivas y sociales en un ambiente de seguridad y protección, potenciando experiencias de aprendizaje y el acceso a los recursos sociales en las mismas condiciones que cualquier persona de su edad.

 

Centro Residencial de Menores “Baobab”

Desde Marzo de 2013, siguiendo las directrices de la Dirección General de Infancia y Familia de la Consejería de Salud y Bienestar Social, inicia su andadura en Almería el Centro Residencial “Baobab”. Surge por la unión de dos Centros de Protección de Menores, “La Palmera” y “Abrida”.

En el Centro “Baobab”, se llevan a cabo conjuntamente dos programas residenciales. Por un lado, se desarrolla un programa Residencial Básico destinado a 12 menores tutelados por la Administración con edades comprendidas entre los 0 y 18 años. Y por otro, Un programa de Orientación e Inserción Socio Laboral destinado a 6 menores con edades comprendidas entre los 16 y 18 años..

Los Centros de protección menores garantizarán una atención adecuada a las necesidades que presenten cada uno de los menores, promoviendo el desarrollo de las diversas dimensiones de su personalidad y orientando su conducta durante la estancia de los mismos.

Las finalidades de este Centro con respecto a los menores atendidos son las siguientes:

  1. Favorecer su normalización e integración. Para ello los menores atendidos deberán participar en los recursos normalizados del entorno.
  2. Intervenir de forma individualizada, de acuerdo con las necesidades personales, familiares, educativas y sociales de cada menor.
  3. Fomentar las relaciones personales, la madurez afectiva y el desarrollo íntegro de la personalidad.
  4. Estimular su desarrollo integral para lograr niveles suficientes de autonomía personal, formativa, social y laboral.
  5. Favorecer sus vínculos familiares  y filiales, con el fin de potenciar su autoestima y afectividad.
  6. Promover alternativas al acogimiento residencial.
  7. Fomentar la solidaridad y la sensibilidad hacia los problemas de la infancia, con la realización de actividades promovidas por el propio Centro y la participación en otras externas.
  8. Ofrecer a los menores atendidos toda la información que precien y las estrategias suficientes para acceder al mercado de trabajo, a través de formación laboral, habilidades sociales, etc.
  9. Preparar a los jóvenes para la vida independiente, a través de un trabajo planificado dirigido hacia la emancipación y la integración social y comunitaria.
  10. Motivar a los menores de la importancia de que adquieran conciencia de su situación y se responsabilicen y participen activamente en sus procesos de autonomía e inserción sociolaboral.
  11. Intermediar entre los y las menores, los centros de formación y las empresas del entorno, facilitando la incorporación de los destinatarios/as del Programa al mercado laboral.

El personal laboral con el que cuenta el Centro es de: un Director, ocho educadores, un Técnicos auxiliar educativo, un psicólogo, un trabajador social y un orientador laboral.

 

Centro de Menores “Órgiva”

Este recurso se encuentra localizado en el municipio de Órgiva (Granada) y tiene una capacidad de 30 menores.

Tiene como objetivo fundamental facilitar el paso desde la adolescencia hasta la independencia de la vida adulta a través de actuaciones específicas que desarrollen su autonomía personal y que fomenten su integración social y laboral.

La principal característica definitoria de este programa es la especial intensidad con la que se trabaja la integración social y laboral, así como la normalización de los jóvenes. Para ello los menores atendidos en el Centro realizan estudios reglados, formación interna, prácticas en empresas, inserción laboral… Con esto se persigue que los menores adquieran unos conocimientos mínimos que les permitan una emancipación exitosa.

A lo largo del año, se desarrollan diversas actividades formativas orientadas a la inserción laboral de nuestros chicos. La más destacada es la formación en el cultivo agrícola de su modo tradicional. Para ello contamos con 2.000 m2 de superficie para explotar agrícolamente.

Trabajadores del programa: 1 Director, 1 Orientador Laboral, 1 Trabajador Social, 11 Educadores, 1 Monitor de actividades, 2 Cocineros.

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información pulsando aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies